La polilla no tiene la belleza de la mariposa.
Sin embargo, la vida le ha hecho más fuerte.

El fin del mundo no será mañana

Miércoles, 10h28 en las salas de control del CERN: el primer haz de protones acaba de dar la vuelta al anillo de 27 kilómetros en el acelerador más grande del mundo. Los científicos se muestran satisfechos. Es el resultado de veinte años de labor, pero también el comienzo de una nueva era de descubrimientos.

(Click en la imagen para ampliarla)

Un milmillonésimo de segundo

"Estaba seguro que iba a funcionar, pero no pensé que lo íbamos a conseguir tan rápido", señala Daniel Denegri, un veterano de la física de partículas del Centro Nacional Francés de la Investigación Científica (CNRS).

Menos de una hora hizo falta para llegar a dirigir un haz de partículas, primero en fracciones del trayecto y luego en vueltas completas al anillo. Todo funcionó mucho mejor que con el antiguo acelerador LEP, el predecesor del LHC, que necesitó de 12 horas para realizar una operación similar.

La hazaña es de una complejidad inaudita. Es fruto del trabajo de años de concepción, construcción y puesta a punto para llegar a sincronizar al milmillonésimo de segundo los miles de elementos que componen la máquina.

"El desafío principal consiste en mantener los protones en el interior del tubo", explica Daniel Denegri. Si salieran, podrían perforar un agujero en uno de los imanes gigantes que los dirigen.

En efecto, los tubos sólo sirven para crear el vacío en el cual circulan los haces. De hecho, si hubiera sido posible construir el LHC en el espacio, se hubiera podido prescindir de tal maquinaria.





¿Y ese famoso agujero negro, que tantos temores ha provocado, y que podría nacer en el seno de la máquina para engullir la Tierra o incluso el universo?

"No existe ningún riesgo", reitera John Ellis. "Cada día nos bombardean partículas del espacio que son mucho más energéticas que nuestros protones y aún seguimos vivos."

Una certitud compartida por el conjunto de la comunidad de físicos que sabe que los minúsculos agujeros negros que el LHC podría tal vez crear, no alcanzarían jamás la masa requerida para devorar lo que fuera; además, desaparecerían en una fracción de segundo.
No obstante, en la misma mañana de este día histórico, un periódico gratuito lanza un foro Internet para preguntar a sus lectores lo que harían si el fin del mundo llegase mañana... En otra de sus páginas, el mismo diario nos explica que un agujero negro sólo podría formarse con el colapso de una estrella con una masa 25 veces superior a la de nuestro sol.

Fuente: Swissinfo

1 aleteos de polillas:

JuanR Cuchhi dijo...

hola!
me encanto tu blog!
inventamos algún agujero de gusano y nos metemos en él...seremos partículas de higgs o quásares
un placer.

 
Free Website templateswww.seodesign.usFree Flash TemplatesRiad In FezFree joomla templatesAgence Web MarocMusic Videos OnlineFree Wordpress Themeswww.freethemes4all.comFree Blog TemplatesLast NewsFree CMS TemplatesFree CSS TemplatesSoccer Videos OnlineFree Wordpress ThemesFree CSS Templates Dreamweaver