La polilla no tiene la belleza de la mariposa.
Sin embargo, la vida le ha hecho más fuerte.

Endecasílabos



Más a las veces son mejor oídos
el puro ingenio y lengua casi muda,
testigos limpios de ánimo inocente,
que la curiosidad del elocuente.

Garcilaso de la Vega


Me gusta la asignatura Métrica y Retórica, porque por fín se nos da a los alumnos la posibilidad de participar activamente en las clases con lo que mejor sabemos hacer: escribir.

Hoy, después de la teoría, ha venido la práctica: la explicación del endecasílabo requiere ejemplos, o mejor aún, que nosotros mismos escribamos algunos.


El endecasílabo es un verso de once sílabas de origen italiano que se instaló en la lírica española durante el primer tercio del siglo XVI, durante el Renacimiento, gracias al poeta toledano Garcilaso de la Vega, quien lo introdujo junto con su amigo Juan Boscán convencido en Granada por el embajador veneciano Andrea Navaghiero de que introdujese la métrica italiana en la castellana.
La adaptación tuvo éxito y arrinconó, a causa de su ritmo más flexible, el uso del verso de doce sílabas o
dodecasílabo, que hasta ese momento dominaba la expresión del arte mayor para los temas importantes y solemnes. Don Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, había intentado introducirlos ya en el siglo XV, pero su intento no había tenido éxito.


Y bien... ¿alguien se anima a escribir aquí algún endecasílabo que se le ocurra?


Yo, por lo pronto, mañana he de entregar mi hojita repleta de estos versos impares... Así que alguno hay en mente.


Pero para que os vayáis animando... aquí dejo unos cuantos que, obviamente, no son míos:


Pastór que con tus sílbos amorósos.


Yo vi del pólvo levantárse audáces.


Líbre la frénte que el cásco rehúsa.


No es que me haya vuelto loca y ahora me haya dado por ponerle a todo tílde... ¡Es para resaltar los acentos rítmicos!


Y después de esta master class de verso endecasílabo castellano, me despido.


Un saludo.

1 aleteos de polillas:

Reinaldo bustillo cuevas dijo...

EL COLIBRÍ
Fragmento de la luz, vivificado
en el instante exacto del aroma;
que entre los rojos pétalos se asoma,
para quedar en ave transformado.

Es milagro del viento represado,
que en esquirlas de tiempo, en el abroma,
sólo el néctar dulcísimo se toma,
y a los dioses les deja lo sobrado.

En sábanas de pétalos de seda,
ondea como en ancho mar la espuma,
bajo el beso sutil de brisa leda,

la gravidez del cuerpo no lo abruma,
pues suspendido en éxtasis se queda
flotando sobre el sueño de la pluma.

 
Free Website templateswww.seodesign.usFree Flash TemplatesRiad In FezFree joomla templatesAgence Web MarocMusic Videos OnlineFree Wordpress Themeswww.freethemes4all.comFree Blog TemplatesLast NewsFree CMS TemplatesFree CSS TemplatesSoccer Videos OnlineFree Wordpress ThemesFree CSS Templates Dreamweaver