La polilla no tiene la belleza de la mariposa.
Sin embargo, la vida le ha hecho más fuerte.

El jinete que evitó la quema de Algarrobo

Nunca pudieron pensar los franceses cuando invadieron España a principios del siglo XIX las dificultades que iban a encontrar con las guerrillas, palabra y técnica que hasta entonces les era desconocida pese a que se acuñase....

En nuestro país desde los tiempos de los iberos. En Andalucía el hostigamiento de estos grupos fe tal que uno de los generales de Napoleón llegó a lamentarse de estar luchando contra fantasmas añadiendo que el ejército galo no estaba preparado para ello.

Como en toda España, también los malagueños se organizaron en guerrillas destacando varias de ellas, como la del cura de Riogordo o las que controlaba en la Serranía José Serrano Valdenebro, alto grado de la Real Armada española y firmante de la Constitución de Cádiz (1812), que tenía su cuartel general en Gaucín. Otra de las partidas que fustigaban a las tropas francesas estaba formada por vecinos de Algarrobo dirigidos por uno de ellos llamado Segovia, que en determinada ocasión preparó en la cuesta de Cómpeta una emboscada en la que cayó aniquilada una patrulla francesa.

Al llegar la noticia de la matanza a Vélez Málaga, el comandante francés de la plaza, preso de cólera, ordenó que Algarrobo fuese pasado a fuego inmediatamente. Al llegar a la villa algarrobeña los encargados de cumplir el mandato se encontraron a los vecinos, que ya tenían noticia de la catástrofe que les sobrevenía y les impedían el paso pidiendo una tregua, aduciendo que no era el pueblo el que había preparado la emboscada, sino un pequeño grupo. Pidieron veinticuatro horas para recabar un indulto del gobernador de Málaga. Después de mucho pleitear, el oficial accedió reduciendo el tiempo a veinte horas.

Entre la espada y la pared y con este escaso margen de tiempo, los algarrobeños eligieron al mejor de sus jinetes, que emprendió veloz carrera hacia Málaga portando la petición de gracia. La leyenda cuenta que logró llegar a la capital, entrevistarse con el gobernador francés, tras de una larga espera que le pareció interminable; conseguir el indulto para su pueblo y regresar en el último minuto, después de haber reventado dos caballos, salvando así a Algarrobo de haber sido pasto de las llamas.

Texto encontrado en Benalmádena Digital sobre una leyenda de Algarrobo. La verdad es que ya la conocía, pero el hecho de que aquel vecino se apellidase Segovia siempre será un aliciente para volver a leerla.

Un saludo de Polilla http://www.quizilla.com/user_images/M/Miaw/1091484648_ojosverdes.jpg

3 aleteos de polillas:

Luchete dijo...

Algarrobo,cuántas veceslo habréoído?meencanta ejejejeje.....

Un abrazo de un andaluz delospies a la cabeza... orgulloso desu terra pues....

Bella semani guapa!

tortadeaceite dijo...

Un saludo, y agradecimientos históricos al maratoniano jinete!!!

$. M. K. dijo...

Vaya! tienes un apellido de abolengo y prosapia =)

No como el mio....

 
Free Website templateswww.seodesign.usFree Flash TemplatesRiad In FezFree joomla templatesAgence Web MarocMusic Videos OnlineFree Wordpress Themeswww.freethemes4all.comFree Blog TemplatesLast NewsFree CMS TemplatesFree CSS TemplatesSoccer Videos OnlineFree Wordpress ThemesFree CSS Templates Dreamweaver